Blogia
MNKANTAVIVIR......

"TODOS SANTOS, DIA DE MUERTOS"

"TODOS SANTOS,  DIA DE MUERTOS" El solitario mexicano ama las fiestas y las reuniones públicas. Todo es ocasión para reunirse. Cualquier pretexto es bueno para interrumpir la marcha del tiempo y celebrar con festejos y ceremonias hombres y acontecimientos. Somos un pueblo ritual. Y esta tendencia beneficia a nuestra imaginación tanto como a nuestra sensibilidad, siempre afinadas y despiertas. El arte de la fiesta, envilecido en casi todas partes, se conserva intacto entre nosotros. En pocos lugares del mundo se puede vivir un espectáculo parecido al de las grandes fiestas religiosas de México, con sus colores violentos, agrios y puros y sus danzas, ceremonias, fuegos de artificio, trajes insólitos y la inagotable cascada de sorpresas de los frutos, dulces y objetos que se venden esos días en plazas y mercados.

Para los antiguos mexicanos la oposición entre muerte y vida no era tan absoluta como para nosotros. La vida se prolongaba en la muerte. Y a la inversa. La muerte no era el fin natural de la vida, sino fase de un ciclo infinito. Vida, muerte y resurrección eran estadios de un proceso cósmico, que se repetía insaciable. La vida no tenía función más alta que desembocar en la muerte, su contrario y complemento; y la muerte, a su vez, no era un fin en sí; el hombre alimentaba con su muerte la voracidad de la vida, siempre insatisfecha. El sacrificio poseía un doble objeto: por una parte, el hombre accedía al proceso creador (pagando a los dioses, simultáneamente, la deuda contraída por la especie); por la otra, alimentaba la vida cósmica y la social, que se nutría de la primera.

También para el mexicano moderno la muerte carece de significación. Ha dejado de ser tránsito, acceso a otra vida más vida que la nuestra. Pero la intranscendencia de la muerte no nos lleva a eliminarla de nuestra vida diaria. Para el habitante de Nueva York, París o Londres, la muerte es la palabra que jamás se pronuncia porque quema los labios. El mexicano, en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ella, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos y su amor más permanente. Cierto, en su actitud hay quizá tanto miedo como en la de los otros; mas al menos no se esconde ni la esconde; la contempla cara a cara con impaciencia, desdén o ironía: "si me han de matar mañana, que me maten de una vez".

Y así la celebración del Día de Muertos es una combinación de devoción misteriosa donde se mezcla lo religioso y lo pagano con el miedo y la burla a la muerte; se ridiculiza en caricaturas y calaveras, comiéndonos así el pan de muerto.

Esto se ve en México el 1 de noviembre para los niños y el 2 del mismo mes de los adultos, en esos días las familias mexicanas van a los panteones, visitan las tumbas de sus familiares, las limpian y en ocasiones pintan las lápidas, ponen flores especialmente de muerto (cempasúchil o maravillas) y encienden velas en las tumbas.

Para los mexicanos el Día de Muertos o Día de los Fieles Difuntos representa algo más que la veneración de sus muertos, podría decirse que para los mexicanos a diferencia de otros países, lo reflejan burlándose, jugando y conviviendo con la muerte. Esta convivencia ha dado lugar a diferentes manifestaciones de su arte popular, a través de expresiones muy originales como lo son; las calaveras de dulce, el pan de muerto, dibujos que se burlan de la muerte, versos en los que se ridiculiza a cualquier personaje vivo, de las artes, ciencia y en especial los de la política y las tradicionales ofrendas, las cuales se preparan con respeto por los familiares para recordar a los que se han ido, alimentos, flores y objetos personales del difunto son parte esencial del altar y según la creencia, los seres queridos regresan este día para gozar lo que en vida más disfrutaban.

Es así como se desarrollan nuestras grandes tradiciones mexicanas y en cada una de las casa mexicanas en estas fechas y de acuerdo a los recursos de cada familia es celebrado con gran devoción el día de muertos.

Sus tradiciones culturales se han seguido conservando gracias a la religiosidad y fervor de su gente, las cuales se han transmitido de generación en generación a pesar de que estas tradiciones están en peligro de desvirtuarse debido a la influencia y mezcla con otras costumbres extranjeras.

Es por eso que en el extranjero es aún más importante que se conserven estas tradiciones, ya que mantienen el espíritu de unidad y nacionalismo entre las personas de un mismo país y de aquellos que sin importar el lugar de donde provienen se sienten identificados con esta bella expresión cultural

Y es que hoy, en festivos versos llamados "calaveras" se encuentran los epitafios, que de manera graciosa e incluso pueril, nos hablan de los personajes vivos a quienes dichas composiciones están destinados con la intención de criticarlos, bromearlos o simplemente reírnos de ellos o con ellos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

lunaticale -

sobre la frase "el exceso en el gastar y el desperdicio de energía afirman la opulencia de la colectividad"
(y es que el mexicano no puede celebrar si no esta acompañado, somos sociables esa es nuestra naturaleza, viva México!!!)

marmarfil -

Bonita celebración. Es bueno recordar a los que un día han sido. Gracias por recordárnoslo!

MANU -

aquí la gente se pone como loca para ir al cementerio... yo prefiero ir otro día... a otra hora... y a hacer otras cosas... juass... feliz día y q tardemos mucho en llegar a ese sitio...

mamots -

feliz dia,
feliz año segun las brujas,
un beso.
a ti te encanta vivir a todos nos encantas tu.

Un hombre sencillo -

Epitafio:
"Aquí descansan los huesos, de uno que los tenía muy gruesos".

(los huesos, claro...)

Un beso, y feliz día de difuntos! :)

Mararía -

Gracias por compartir con nosotros ese bello regalo.
Nunca imaginé que esa celebracion fuese asi en méxico.
Más ganas aún tengo ahora de conocer ese bonito lugar.
Tengo una amiga, amiga de toda la vida que se ha marchado a trabajar allí..Igual va siendo hora de que le haga una visita.
besos guapa!

lunaaaaa -

Gracias por el regalo de tu textooooooooooo.Besos

Corazón... -

Holas ;)

Yo tambien soy mexicana ;)
Y aun conservo todas estas bellas tradiciones... ESpero que nunca dejen de existir... Son parte de nuestra riqueza.
Un beso y gracias por recordarlas...

;o)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres